Xiaphas Jurr, el profeta del fuego



Xiaphas Jurr es el primer apóstol del Culto a las llamas, indisolublemente unido a Cassian Dracos desde que lo encontrara enterrado en las negras cenizas de Istvaan y un personaje muy interesante dado su sombío misticismo. Su trasfondo, tomado de las páginas de su perfil en el libro sexto, es el siguiente:

"Tomado como tributo de las tribus de las cavernas del antiguo mundo de Proximal, uno de los muchos mundos unidos en alianza a los Salamandras en los primeros días de la Gran Cruzada, Xiaphas Jurr se alzó de entre las filas de los Igniax y se entrenó como Capellán en los últimos años antes del comienzo de la Herejía de Horus. Situado entre los oficiales-reclutas más prometedores que permanecieron en Nocturne cuando Vulkan reunió sus fuerzas para la campaña de Istvaan, posteriormente escogido por el Guardián de Nocturne, Nomus Rhy´tan, para liderar la misión a fin de averiguar el destino del primarca.

Dado a la superstición y los oscuros rituales, como muchos entre las tribus de Proximal, cuyo impredecible y azotado por la radioactividad planeta tenía poca piedad para los que vivían sobre él. Jurr aceptó la misión con celo, viéndola como el primer peldaño hacia un gran destino. Tal era su fervor que rayaba el fanatismo religioso, se llevó los hombres de la guarnición de Nocturne,  desesperanzados, pues habían oído los amargos rumores de la batalla de Istvaan y los embarcó con él en la oscura odisea que les estaba por llegar."


Las reglas de Jurr son bastante únicas puesto que es un Capellán con poderes psíquicos. Cuesta 145 puntos, partiendo desde el perfil de un Cónsul Capellán (85 puntos) equipado con armadura artesanal (+10 puntos), una maza de energía artesanal (+5 puntos) y con un aura de hierro, llamada el Aura Ardiente, que además de la salvación especial de 4++ cuando Jurr evita una herida con ella de Fuerza 5 o mayor impacta automáticamente a las miniaturas en contacto en una explosión de llamas, de Fuerza 4 (+30 puntos).

El trasfondo del Aura es el siguiente:

"Depositada en las manos de Jurr por Nomus Rhy´tan, el senescal de Nocturne, antes de la partida de su misión a Istvaan, el Aura Ardiente es un campo refractor creado por el propio Vulkan. Más intrincademente construido que los diseños de artefactos menores, el Aura Ardiente provee de una poderosa barrera defensiva contra el daño y cuando es golpeada la fuerza cinética es convertida en una explosión flamígera, dirigida contra el atacante."





También tiene un Escudo Tormenta de Escamas de Dragón (+10 puntos), una pieza de equipo exclusiva de los Salamandras que incrementa la salvación especial en +1, la del Aura Ardiente a 3++. Convirtiéndose en un personaje muy robusto.

Además cuenta con la regla especial "Profeta de las llamas" que le convierte en psíquico de nivel de maestría 1 (+25 puntos) que conoce los hechizos Presciencia y Precognición de la disciplina Adivinación. El único incoveniente es que cualquier chequeo de liderazgo derivado del uso de sus poderes lo realiza con un valor de 7, reflejando su ausencia de entrenamiento.

Su rasgo de señor de la guerra es Portador de la Esperanza, permite repetir el primer chequeo de moral o acobardimiento fallido por turno, siempre que Jurr esté sobre el tablero, es decir, si no está muerto, en reservas o embarcado en un transporte. Aunque Jurr no puede ser el señor de la guerra si Cassian también forma parte de su destacamento, le cede el mano, por así decirlo.


Por 145 creo que es un muy buen perfil, es un capellán con poderes psíquicos y que aguanta muchísimo gracias a su salvación de 2+ / 3++. Va equipado con una maza de energía, que no es un gran arma en un entorno dominado por las servos pero que al menos es artesanal y la fuerza 6 le permite plantarle cara incluso a los vehículos y las criaturas monstruosas.

En cuestión de reglas me parece un apoyo muy bueno para una escuadra de élite que tenga pegada en disparo y en cuerpo a cuerpo, como una unidad de exterminadores. Diez exterminadores con Jurr a la cabeza embarcados en un Spartan son algo a tener muy en cuenta, aunque la unidad ascienda a 850 puntos. El mayor inconveniente que tiene Jurr es que sólo tiene dos heridas, pero tampoco se puede pedir más, es un personaje de apoyo no un primarca.

El Culto a las Llamas, los discípulos del capellán.

Como he expresado en artículos anteriores, la idea de un puñado de argonautas a la búsqueda de su rey muerto me parece tremendamente atractiva y más aún si se hace mezclando elementos de varias legiones, como ocurrió en la odisea del Dragón de Ébano.

Lo bueno de jugar en la Herejía de Horus es que salen listas muy temáticas con relativamente pocas minituras y aun así totalmente jugables. Por ejemplo, 2500 puntos de seguidores de Dracos:

Cassian Dracos 295
Xiaphas Jurr 145
Naryk Dreygur 135

2 x 10 Marines Tácticos en Rhino 320
10 Exterminadores en Spartan 700
10 Veteranos (Guerreros de Hierro) 200
3 Vindicator 360
1 Sicarian 135
1 Primaris Lightning 150
1 Land Speeder 50

Dracos, avatar de Vulkan.
Previous
Next Post »

8 comentarios

Click here for comentarios
2 de octubre de 2016, 12:51 ×

Sigo aqui, jejeje.
El culto de la llama, aun sin saber su trasfondo, da para un Capitulo nuevo en el W40K creado en torno a miembros de varias legiones, tipo Cráneos Plateados y quizás Guardia del Cuervo, estos serian una mezcla de cuatro cinco legiones con fuerte presencia de la capellanía y el fuego junto a maquinas de guerra, usando reglas de los Salamandras.

Reply
avatar
2 de octubre de 2016, 12:51 ×

Cuervos Sangrientos no la Guardia del Cuervo, José que traspié, jeje.

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
2 de octubre de 2016, 16:49 ×

Los discípulos de las llamas de Jurr tiene una gran influencia en la identidad posterior de los salamandras y son un claro antecedente del Culto a Prometheus.

http://es.warhammer40k.wikia.com/wiki/Culto_de_Prometheus

Le dedicaré un artículo a los discípulos, viendo que generan interés.

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
2 de octubre de 2016, 17:15 ×

Sobre la posibilidad de un capítulo de sucesores de los Salamandras con miembros de las legiones traidoras, lo veo complicado, los Salamandras no participaron en la segunda fundación, tan menguados quedaron tras Istvaan.

Sólo se conocen dos supuestos capítulos sucesores de los Salamandras, los Dragones Negros y los Gigantes de la Tormenta. De los Gigantes de la Tormenta no se sabe mucho, pero de los Dragones Negros de la Fundación maldita se sabe que mantienen tensas relaciones con su capítulo paterno y son considerados mutantes y herejes.

Reply
avatar
2 de octubre de 2016, 19:18 ×

Si se que fueron los mas malparados, al ser también los que menos miembros tenían, pero junto al Capellán y el Renacido se juntaron también algunos Guerreros de Hierro, Manos Drñe Hierro y pocos Guardias de Cuervo ¿no? Pues de esa pequeña amalgama de legiones pudo nacer algún Capitulo clasificado. ¿No? Reitero que no conozco tan bien el trasfondo y aunque yo diga que si, me gustaría saber si realmente trasfondisticamente pudiera ser posible.

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
2 de octubre de 2016, 20:10 ×

En Istvaan V los Salamandras y la Guardia del Cuervo se llevaron lo peor, los Manos de Hierro aún no habían desembarcado por completo cuando Manus inicio el ataque, así que fueron los que más tropas pudieron sacar de la masacre. Se estima que el 90% de las legiones fueron aplastadas, los Salamandras eran una de las menos numerosas antes con 89.000 miembros. Así que quedaría unos 9.000 tras la mascre, contando que habían 3.000 en Nocturne.

Claro que sería posible que hubieran descendientes desconocidos de segunda Fundación, sobretodo de los Escudos Negros, que mezclaban legiones.

Pero el grupo de Cassian Dracos es el corazón de los Salamandras, y sus discípulos se reintegraron al núcleo de la Legión llevando sus creencias religiosas e incluyendolas en el Culto a Prometeo, iniciado por Vulkan

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
2 de octubre de 2016, 20:16 ×

Es decir, los apóstoles de Jurr como capítulo sucesor de los Salamandras no lo veo, son una parte muy importante de los Salamandras. Pero un grupo de Escudos Negros influidos por las profecías de Cassian podrían haberse convertido en un capítulo no reconocido.

Me imagino que si Dreygur sobreviviera a la guerra no se uniría a los Salamandras, formaría su propio capítulo con los los testigos de los milagros de Cassian.

Reply
avatar
2 de octubre de 2016, 21:15 ×

Ok gracias por la info, me queda mas claro, puff hay tanto trasfondo después de la Herejía y en La Purga.

Reply
avatar
Thanks for your comment