Naryk Dreygur, el muerto andante




Naryk Dreygur es, de los tres personajes de los Guerreros de Hierro, el más novedoso. Juega un importantísimo papel en la Batalla de Mezoa, en la que lucha para ambos bandos. Comienza la batalla bajo las órdenes de la Legión Alfa, que utilizan a los guerreros de hierro durante semanas para lanzar ataques brutales contra las defensas del mundo forja mientras los equipos de asesinato de la Legión Alfa ejecutan los líderes del Mechanicum aprovechando la distracción.

Pero la falta de comunicación y la manipulación abierta de los Guerreros de Hierro llevaron a un final muy distinto del esperado. Cansados de que sus vidas fueran lanzadas a la muerte como carne de cañón los Guerreros de Hierro se unen a los leales en un giro inusitado de los acontecimientos. Cassian Dracos, el Renacido, resucitado de las cenizas de Istvaan V y líder de los Salamandras atrincherados en Mezoa consigue convencer a Dreygur de que luche a su lado y desde entonces su lealtad permaneció junto a él.



Su interesante trasfondo es el siguiente:

"Nârik Dreygur dirigió a su Gran Compañía a las llamas de la batalla durante noventa años, temiendo mucho más fallar a su Primarca que morir a manos de sus enemigos. Cayó en la Masacre del Desembarco en Istvaan V, gravemente herido por el incandescente disparo de un Moritat de ojos vacuos de la Guardia del Cuervo. Su derrota en combate le costó el efímero favor de Perturabo, quien abandonó al quebrado comandante como si de una espada rota se tratara. Sin embargo, este no fue el fin de su utilidad para su Legión, pues en la caída del Herrero de Guerra los Apolakron, una sociedad guerrera a menudo ignorada de la Legión, vieron una oportunidad: reconstruyeron el cuerpo destrozado de Dreygur, implantándole un Controlador Cortical directamente en su sistema nervioso e introduciéndole en las filas de su Orden como Strategos Menor.

Dreygur, conocido ahora entre sus hermanos como el Muerto Andante, volvió a la lucha como un Praevian. Rechazado por su primarca y sus hermanos, rápidamente empezó a favorecer el uso de los autómatas, que le mostraban más lealtad que aquellos que llamaba "hermanos". En la Batalla de Epsilon-Stranivar IX, fue la lealtad de estos autómatas la que le mantuvo vivo para vengarse de la Legión Alfa que lo había abandonado en el campo de batalla. Aún así, a pesar de estos terribles acontecimientos, permaneció leal a su Legión, hasta Mezoa. Allí, en las llanuras de basalto frente a las imponentes torres de la forja, el Dragón Renacido acabó con su incuestionable lealtad e indoblegable determinación mediante algún artificio desconocido, reemplazándolas con una salvaje nuevo propósito. "


Sorprendetemente Dreygur sí tiene miniatura oficial, se trata de un Consul Praevian que Forge World sacó de forma limitada durante un evento pero no es difícil de conseguir de segunda mano. Me parece una excelente miniatura, simple y gris, como son las armaduras de la IV legión pero no por ello menos bonita. La pose me gusta, tiene un aire de determinación que procede de su mirada, ejecutando con los ojos a la vez que con la pistola.

En el juego cuesta 135 y tiene un perfil de Consul Praevian mejorado. Un Consul del tipo Praevian cuesta 85 puntos de base y va equipado con el controlador cortical y el designador cortical. Además Dreygur tiene armadura artesanal (10 puntos), puño de combate (20 puntos), campo refractor (10 puntos) y su pistola es artesanal (5 puntos). Pero además tiene una herida extra, para un total de tres, convirtiéndole en uno de los consules más duros del juego.

Además de las reglas especiales propias de los Praevian, que potencian los autómatas, Dreygur tiene dos reglas especiales propias. La primera, llamada "Inducidos a la Legión", le permite otorgar a sus autómatas o bien la reglas especial de los Guerreros de Hierro, o bien Asalto Rabioso, Cazatanques o Exploradores.



La otra regla, "El Peón del Renacido", le deja formar parte de los ejércitos leales cuyo señor de la guerra sea Dracos o Jurr, los dos Salamandras que encabezaban la resistencia en Mezoa. Mientras Dreygur permanezca a 12" de Dracos gana Rabia y Zelote. Y además, sólo si Dracos o Jurr están presentes, puedes incluir una unidad de veteranos Guerreros de Hierro que no ocupan casilla en la tabla de organización. Dreygur y los veteranos cuentan como aliados desesperados para todos los leales salvo Dracos y Jurr.

En conclusión, es un muy buen personaje cuyas reglas le convierten en un cónsul muy valioso si llevas autómatas. Su trasfondo me encanta, cambiando las tornas de una batalla en una venganza contra la Legión Alfa y además tiene una buena miniatura. El día que me haga un ejército de legiones quebradas sin duda incluiré una unidad de veteranos de los Guerreros de Hierro.





Previous
Next Post »

2 comentarios

Click here for comentarios
18 de septiembre de 2016, 13:43 ×

La mini cumple su función perfectamente, es sobria como la Legion , decidida y sin atisbo Dr miedo, es genial por lo sencilla que es. Lo malo es que salió de forma exclusiva no?

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
18 de septiembre de 2016, 14:29 ×

Si, salió de forma exclusiva para un evento pero no creo que sea difícil de conseguir via legal o ilegal.

Reply
avatar
Thanks for your comment