Betrayal at Calth. Temblores de Guerra.



Después de librar una feroz escaramuza por el por el control de la sala de mandos, la Guardia de la Muerte y los Lamentadores volvieron a combatir en las oscuras cavernas. Pero esta vez los Lamentadores se hicieron con la victoria y consiguieron detener al bestial Dreadnought en el último instante, cuando el Sargento Jerome detonó una bomba de fusión en el corazón de la criatura, desatando una reacción nuclear en su interior.

Como expuse en el anterior artículo, el juego de la caja es lo bastante sencillo como ser un modo de excelente de introducir nuevos jugadores a warhammer 40.000, pero sin ser simple o aburrido, ya que mantiene un buen nivel de estrategia. Mi pareja quería la revancha por la última partida que jugamos, en la que gané in extremis con los Lamentadores, de modo que preparé otro escenario.

En el escenario 5, llamado Temblores de Guerra, las tropas de ambos bandos se encuentran dispersas por los túneles mientras las paredes se vienen abajo sepultando a Lamentadores y traidores por igual. Fuera la superfície del planeta se resquebraja, el Capellán Akkharn de la Legión Alfa intenta ponerse a salvo abriéndose paso hasta la cámara de tuberías, que conduce a una zona más segura.




Esta misión tenía la particularidad de que las tropas comenzaban muy dispersas para ambos bandos y que, salvo Akkharn, ambos podíamos desplegar tropas del rival o propias en cualquier parte del mapa, para representar la confusión imperante. Además a comienzo de cada turno debíamos hacer una tirada por cada unidad, y con el resultado de crítico la unidad moría al quedar enterrada bajo toneladas de escombros. El discípulo de Alpharius debía alcanzar la zona segura (esquina superior) en 5 turnos, si moría o no llegaba a tiempo los Lamentadores se alzarían con la victoria.





"Akkharn abrió fuego sobre los Lamentadores que tenía a pocos metros, su armadura dorada era estúpidamente visible en la penumbra. Sin embargo, los disparos de su pistola de plasma dieron contra las columnas en las que estaban parapetados.

- Guardia de la Muerte, protegedme! - gritó con su voz ronca y grave, mientras el mundo entero se desplomaba sobre ellos."






 Los Lamentadores emplearon el primer turno para posicionarse. Los dos exterminadores, cada uno en un extremo, eran dos inmensos baluartes contra los que se estrellarían los herejes. Ambos avanzaron hacia el enemigo al tiempo que desataban una lluvia de plomo sobre la Guardia de Muerte, matándo cada uno a un traidor.



 "El hermano veterano Ibrahim caminaba con paso firme, sus disparos impactaron sobre uno de los marines de plaga, la explosión del proyectil abrió la armadura del marine a la altura del abdomen. Litros de sangre, pus y bilis comenzaron a derramarse, el marine horriblemente mutilado sufriría una muerte lenta. Sin  embargo, estaba sonriendo... ¿Porqué?"

Al comienzo de turno 2 la mala suerte de los Lamentadores hizo su aparición cuando uno de los marines que defendían la entrada murió bajo los escombros y además el hermano exterminador Ibrahim era sepultado cuando las paredes del túnel cedieron. Yo estaba seguro de que aún seguía vivo bajo la roca, y que debía volver para rescatarlo para evitarle una muerte lenta de meses de inanición.


Mientras tanto, el hermano Medraut le bloqueaba el paso a la sala de tubería a Akkharn. Los certeros disparos del exterminador habían abatido al marine de plaga que portaba el impío símbolo demoníaco de su señor Nurgle. El plan era sencillo, concentrar las fuerzas alrededor del exterminador y realentizar su avance todo lo posible.




El Sargento Jerome había perdido al hermano que le acompañaba, pero estaba consiguiendo abrise paso a espadazos, ya había destripado a unos de los marines de plaga. Su espada había cortado los sáculos que envolvían el cuello del engendro, ahora se preparaba para enfrentarse a otro cuyo rostro estaba iluminado por la la luz bermellona del plasma.




Al comienzo del tercer turno mi pareja había reunido cartas de mando muy buenas para potenciar un asalto, una de las tácticas predilectas de los marines espaciales del Caos. El Capellán imbuyó con su oratoria a los marines que le rodeaban con una vitalidad antinatural y se abalanzaron sobre Medraut entonando el himno de la descomposición de Nurgle.

"Akkharn sintió como la sangre demoníaca corría por sus venas, blandió su crozius maldito y lo descargo sobre el exterminador. La maza aplastó la armadura táctica Dreadnougt como si fuera pergamino, las costillas del enemigo quedaran convertidas en pulpa burjuante. Akkharn bebió de él mientras los Guardias de la Muerte acuchillaban a los Lamentadores restantes."



Al comienzo del turno 4 la batalla estaba prácticamente perdida para los Lamentadores. El Capellán, con su furioso asalto, había conseguido abrirse paso hacia la zona segura gracias a la cartas que guardaba bajo la manga. La única esperanza recaía de nuevo sobre el Sargento Jerome, que había desmembrado a dos marines de plaga y se acercaba hacia el hijo de Alpharius. Afortunadamente los escombros cayeron una vez más matando esta vez a uno de los traidores.

"Jerome vió a lo lejos a Ungor Caul acompañado de uno de los suyos, ese bastardo había envenenado a su capitán con su espada  de plaga y ahora estaba convaleciente, enfrentándose a la muerte para expulsar la ponzoña de su organismo.

Jerome arrojó una granada sobre él, que acabó con el otro traidor, y empuñando su espada goteante de muertes asalto al viejo marine"



Durante el turno 5 el capellán de la legión Alpha corrió hasta ponerse a salvo entre las tuberías, fuera las cavernas cedían y los cadáveres quedaban cubiertos por la tierra. Sólo tenía que sobrevivir un turno para ganar la partida.


"Akkharn se giró antes de franquear la entrada.

- Ungor Caul - dijo con su voz quebrada - has sido elegido para el sacrificio, cumple tu cometido y Nurgle te bendecirá con el don de la resurrección.

Ungor Caul sonrió, si es que un marine de plaga puede sonreir, empuñó con júbilo su hoja corrupta y cargó sobre el sargento. Las dos espadas destellaron al chocar, Jerome atacaba con desesperación, su habilidad no sobrepasaba a la de su rival, el Apostol Oscuro escapaba. La tierra les acogió en su seno."


Previous
Next Post »

3 comentarios

Click here for comentarios
28 de junio de 2016, 13:34 ×

Buen informe del juego! Seguid así!

Reply
avatar
Thanks for your comment