Trasfondo. Cultos Genestealer

TRASFONDO. CULTOS GENESTEALER


Trasfondo. Cultos Genestealer


“-En el seno del moribundo Imperio no sólo se esconde la amenaza del Caos, otros peligros amenazan el alma del hombre. – El interrogador asintió y tomó notas en su placa de datos. Su cogitador personal llevaba horas almacenando las enseñanzas de su sabio maestro.


El interrogador vio cómo su maestro diseccionaba al mutante en la sala de operaciones del apothecarium, de su piel quitinosa surgieron fluidos ácidos.


-El sujeto que tenemos ante nosotros es un huésped de tercera generación,  en su interior aún late el embrión del mal. El Lord Inquisidor besó el Rosarius ante la atenta mirada de su alumno.”



Este verano tuve la oportunidad de echarle el guante algunas de las primeras novelas que existieron en el trasfondo de Warhammer 40k: La trilogía de la Inquisición de Ian Watson. Las novelas no me parecieron una obra maestra de la literatura, en algunos pasajes son aburridas y en otros ambiguas, el trasfondo está obsoleto y muchas cosas como la presencia de los squats y que los ciudadanos imperiales vayan manejando armas Shuriken ya no se consideran canon. Además la traducción, especialmente en la segunda, es horrible.

Pero algunos elementos de las novelas, algunas pinceladas, eran bellos y contenían una pasión genuina que lograban transmitir al lector. En varios pasajes el Inquisidor protagonista se enfrenta a mundos infestados por criaturas Genestealers y sus descendientes.

El trasfondo sobre los Cultos genestealer es generoso y fue desarrollado ampliamente en las primeras ediciones del juego, a partir del éxito del Space Hulk. El Segunda edición era incluso un ejército propio separado de los Tiránidos, que mezclaba unidades renegadas del Imperio con los parasitarios Genestealers y su progenie.


Trasfondo. Cultos Genestealer


Los Genestealers son la vanguardia de la Mente Enjambre, son criaturas capaces de operar fuera de la sinapsis, con instintos e intelecto superiores a la mayor parte de la raza de los Tiránidos. Viajan en letargo en pecios abandonados y naves a la deriva con el fin de alcanzar planetas Imperiales e infectarlos. La lengua del Genestealers tiene la capacidad de inocular su ADN sobre las presas, transmitiendo su terrible maldición.

La víctima transmitirá a su descendencia la plaga, dando a luz a bestias híbridas que serán mitad humanas mitad bestias. El mesmerismo al que se ven sometidos los padres evita que estrangulen a sus hijos al nacer y cuidan de su prole con paternalismo y amor. Con los años las generaciones de humanos mutados se irán haciendo con el control de las esferas de poder del planeta, los Arbites, la fuerzas de Defensa e incluso el Ministorum. Cuando el planeta está preparado la plaga se revela, grandes rituales se orquestran para atraer la atención de la Gran Madre, la flota enjambre, que devorará un planeta sumiso y listo para su recolección.

En segunda edición habían dos personajes que representaban los líderes que en los planetas infectados acababan surgiendo:

EL PATRIARCA: Este obeso mutante es el sangre pura más antiguo del planeta y es venerado como un Dios por los demás híbridos. Su poder psíquico es muy considerable y tienen vidas largas, quizás inmortales. La muerte de este líder causa una gran conmoción es los Cultos Genestealer.

Trasfondo. Cultos Genestealer



EL MAGUS: El magus es un híbrido de cuarta generación, casi parece humano. Es fundamental su rol político, infiltrándose en los estratos más altos de la sociedad. Su poder psíquico también es espectacular y su importancia solo se ve eclipsada por la del patriarca.



"El hermano veterano Licinios notó el dolor medular que indicaba el fin de la teleportación, sus huesos y sus músculos aullaban de dolor, pronto su armadura de exterminador descargó narcóticos sobre su torrente sanguíneo. Apenas un segundo más tarde el casco registró veintitrés posibles amenazas en los salones del gobernador. Había de acabar con esa marioneta si querían limpiar Stalinvast de la amenaza Xenos."



Las generaciones de Genestealers tienen diferentes niveles de mutación, los híbridos de cuarta generación parecen prácticamente humanos. Sin embargo cuando los híbridos de cuarta generación tienen descendencia nace un Genestealer puro, y el ciclo comienza de nuevo.


Trasfondo. Cultos Genestealer
Las reglas para cultos Genestealers fueron actualizadas para la tercera edición vía Citadel Journal, desde entonces no han sido publicadas actualizaciones oficiales. Sin embargo, dada el gran número de seguidores, existen numerosos Codex y reglas desarrolladas por aficionados.

En 2013 GW sacó via WD una pequeña campaña en la un hechicero de los Mil Hijos conocido como el Heraldo del Destino invadía el sector Vidar para masacrar a su población y ofrendarla a Tzeench para que le recompensara con la demonicidad. Sin embargo sus ataques despetaron un mal que yacía bajo la superfície del sector, pues el propio sector había sido infiltrado por cultos Genestealer que no querían ver su preciado botín robado.

A mi modo de ver, actualmente la mejor opción para representar a estos Xenos y cultistas en el tablero de juego es jugando una lista de ejército libre en la cual combinar unidades de Genestelars con Cultistas del Caos (híbridos). Los dos líderes del ejército podrían ser el Magus, que contaría como un Hechicero del Caos sin marcas y generaría poderes de Telepatía, y el Patriarca que contaría como un Principe demonio psíquico con poderes también de la disciplina de Telepatía. 


Trasfondo. Cultos Genestealer



Se me ocurren algunos escenarios para sacar partido de este trasfondo:

  1. Una fuerza de ejecución compuesta por 4 asesinos es enviada a asesinar al Patriarca, abriéndose camino entre sus leales siervos.
  2. Un contingente de la Guardia Imperial es emboscado por un grupo de Genestealers, su planeta se encuentra en abierta rebelión. Cada turno una unidad de guardias debe superar un chequeo de liderazgo, si lo falla los genes durmientes se han despertado y desertan, cambiando de bando.
  3. Un Inquisidor debe escapar para alcanzar la órbita del planeta desde donde lanzar la orden de exterminatus sobre el mismo. Para ello es de vital importancia que alcance el espacio-puerto y los genestealers harán todo lo posible por evitarlo.
Previous
Next Post »

4 comentarios

Click here for comentarios
Sandor has
admin
16 de agosto de 2015, 22:50 ×

Hace poco utilicé un ejercito de caos para representar justamente esto.
Me equivoqué al utilizar a un señor del kaos como señor de la horda. Tal vez debería haber utilizado a un hechicero del kaos.
En la lista llevaba a un monton de cultistas y una unidad de poseidos. Estos ultimos representaban a los genestalers más puros y los cultistas a los infectados anteriores.

XD

Reply
avatar
Will
admin
17 de agosto de 2015, 9:36 ×

Estupendo artículo!!

Siempre he sido muy fan de los Cultos Genestealer, es una lástima que GW se haya olvidado de ellos.

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
18 de agosto de 2015, 7:40 ×

Pues la verdad es que sí, es un trasfondo muy bonito, pero no creo que se hayan olvidado de ellos. Estos de GW son capaces de tener algo en un caján durante20 años y luego sacarse un Codex de la manga, como los Arlequines o los Skitarii.

Cuando se renovó el codex Tiránido se rumoreó sobre la presencia de un suplemento de los Cultos Genestealers. Yo creo que puede acabar saliendo en forma de Codex reducido. Si sacan Híbridos en caja de plástico y los dos personajes ya sería una renovación parecida a la de los Arlequines.

Reply
avatar
Ziran
admin
18 de agosto de 2015, 11:14 ×

Hace 3 o 4 meses se hablo de una caja estilo la de Orkos vs Lobos o la de Tiranidos vs Sangrientos que prometía Deathwatch vs Culto Genestealer. Aunque con la salida del juego de IOS hace nada justamente con estos dos protagonistas ha perdido fuelle.

Una pena ambos bandos serían muy epicos

Reply
avatar
Thanks for your comment