Padre de Hierro Autek Morr


Autek Mor es un bastardo de la X Legión, un auténtico paria para su primarca, pero aún así un leal miembro de los Manos de Hierro. En la Herejía de Horus, su clan, los Morragul, eran una banda de descastados donde Ferrus Manus arrojaba los elementos más inestables de su legión. Los Morragul poseían un imponente crucero, el Garra Roja, que logró salvarse de la masacre de Istvaan V y llevó su venganza a Bodt, el principal mundo de reclutamiento de los Devoradores de Mundos. Tras la Herejía, el Clan Morragul se convirtió en uno de los capítulos sucesores de los Manos de Hierro, los infames Garras Rojas.

El trasfondo de Mor resumido que aparece en la entrada del segundo libro de Forgeworld es el siguiente:

"Autek Mor tenía una siniestra reputación dentro de su Legión, y oscuros rumores le acompañaron desde mucho antes del estallido de la Herejía de Horus, incluyendo acusaciones susurradas sobre que su semilla genética o su línea de sangre no eran como debían ser. Terrano de nacimiento, formó parte de la primera tanda de neófitos de la X Legión y luchó en la reconquista del Sistema Solar. Para cuando su Primarca Ferrus Manus fue encontrado, él ya tenía un puesto en la comandancia y una reputación como herrero y como alma malévola, ya que eran varios los Astartes de su propia Legión a los que había matado en duelos por "ofensas a su honor", y dirigía a su Compañía con un puño cruel e inmisericorde. 

En Medusa tomó el control del leviatán mecánico del clan proscrito Ra'Guln en una sangrienta noche de violencia, y se convirtió en su señor, incorporando al nombre del clan el suyo propio y sometiéndolo a su voluntad. En los años siguientes, su Clan Morragul se convirtió en el antro al que iban a parar los elementos más inestables o despreciados de los Manos de Hierro, y allí luchaban y morían bajo el despiadado poder de Autek Mor. No había ningún amor entre él y Ferrus Manus, pero a pesar de ello, cuando su Gran Crucero Garra Roja llegó a Istvaan V en el cénit de la batalla espacial desatada entre las flotas Leales y Traidoras, atacó en un intento de alcanzar la superficie y aunque el infame poder de su nave le permitió atravesar la batalla, solo lo consiguió tras sufrir daños terribles, con lo que tuvo que huir del Sistema con los Traidores pisándole los talones, algo que muy pocas otras naves de los Manos de Hierro lograron hacer. Durante esta desesperada batalla espacial, el Garra Roja tuvo que repeler abordajes desde todos los flancos, tarea para la que se empleó (y sacrificó) a numerosas Escuadras de Apoyo Pesado."


 En Istvaan el clan Morragul ocupá un lugar importante en la trama, representando a un grupo de Manos de Hierro que logran escapar de la traición. Pero también tiene un gran protagonismo en la Guerra Sombría, los conflictos entre los restos de las Legiones rotas y los traidores de Istvaan. En el sexto volumen de FW el Garra Roja asedia Bodt, dónde los Devoradores de Mundos reclutaban acelaradamente a miles de berserkers. Se dedica un capítulo entero a la despiadada venganza de Mor, que arroja la luna del planeta sobre su superfície.

En dicho capítulo se presenta también un escenario en el cual se enfrenta con Gahlan Durlak, el dominus nutritor de la XII para recuperar un artefacto antes de que el planeta entero quede desintegrado. Es un conflicto muy interesante, lleno de resentimiento y de odio.


En cuanto a su perfil Mor cuesta 225 puntos, que son 125 más sobr el coste de un Praetor, pero los compensa sobradamente. Mor tiene Resistencia 5 y Fuerza 5, a cambio de reducir sus ataques a 3 y su iniciativa a 4, el resto de atributos son iguales.

Va equipado con un servobrazo (+30 puntos), una armadura catafracto (+35 puntos), una espada parangón (+25 puntos), un controlador cortical (+10 puntos) y un cargador volkita (+5 puntos). Es decir, sólo su equipo ya cuesta más de 100 puntos.

Pero además tiene unas buenas reglas especiales: Herrero de batalla, para usar el servobrazo, como un tecnomarine; Coraje, muy útil y bastante infrecuente en la Herejía; Señor de la Legión, que desbloquea los Ritos y Celoso del mando, un rasgo que tienen bastantes personajes que son de alto rango y que consiste en que deben ser el Señor de la Guerra a menos que esté su primarca presente.

En conclusión, tienen un muy buen perfil, con aguante (R5 y armadura Catafracto), con mucha pegada (F5 y espada parangón) y además con servobrazos, como corresponde un Padre de la Forja. Además si él es el Señor de la guerra su rasgo le otorga a él y otra unidade de infantería Enemigo Predilecto(Infantería), que está más que bien.


Se trata de un personaje bastante más jugable que Castrmen Orth, el otro personaje especial que acompaña a Ferrus y a Mor en el segundo volumen. Mor es el un buen ejemplo de en  lo que se coenvertián los Manos de Hierro y los Garras Rojas. Personalmente, lo que más me gusta de él es la posibilidad de construir un ejército de Manos un poco más "bestial". Y Mor es un gran reemplazo de Ferrus Manus para aquellos que quieran jugar partidas narrativas tras Istvaan V.

Dado que no tiene miniatura oficial las posibilidades de conversionarte tu propia miniatura libremente son bastante amplias y Mor da bastante juego. Una conversión bastante aproximada la teneis bajo estas lineas, aunque me gustaría resaltar que la espada parangón no tiene porque representarse como una espada, se supone que son armas de una tecnología perdida y pueden adoptar infinidad de formas, como la de Loken, por ejemplo.




Previous
Next Post »

3 comentarios

Click here for comentarios
24 de octubre de 2016, 14:42 ×

A este personaje ya lo conocía, me gusta mucho su trasfondo oscuro, y el toquecillo de maldad que tiene. Para representar la espada mas acorde le pega mucho un hacha del mechanicus, un martillo o el arma de las gorgonas, que van mucho con el personaje creo yo.

Tiene reglas muy interesantes y ese odio a infantería esta muy bien representado.

Reply
avatar
Tanith Magna
admin
25 de octubre de 2016, 14:49 ×

Y es duro, recordemos que a la practica es como si tubiera Resistencia 6 por las reglas de la legion

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
25 de octubre de 2016, 15:57 ×

A disparo es durísimo, ni un vindicator le mataría de un impacto directo. Hay que pillarlo en cuerpo a cuerpo con un arma psíquica, un martillo dreadnought o algo así.

Una unidad de Exterminadores Gorgonas con Mor a la cabeza y Enemigo predilecto es una clásica "estrella de la muerte".

Reply
avatar
Thanks for your comment