Trasfondo. Calth.



"Calth, el planeta se alzaba majestuoso envuelto por la luz azul de su sol. Desde la órbita no podían apreciarse las grutas y cavernas que bullían de hombres bajo su corteza, pero su superfície estaba dotada de un hálito de virginidad como el que poseían las tierras nunca holladas por la mano del hombre.

Orestes Ka´thul comenzó sus plegarias, los oscuros versos a los que la Lectio Divinitatus había dejado paso, invocó el nombre de los primigenios que habitaban más allá de la razón humana, su ayuda sería imprescindible para arrasar la belleza de una de las grandes joyas del Imperium Secundus."




Calth es uno de los planetas que surgen y resurgen una y otra vez en el trasfondo, y que ha ido cobrando más importancia con el paso del tiempo. Se trata de uno de los planetas más importantes de los 500 mundos de Ultramar y dónde han dado un vuelco muchas guerras. Su importancia literaria destaca por ser el mundo natal de Uriel Ventris, capitán de la 4ª compañía de los Ultramarines y el protagonistas de una de las sagas de más éxito de Warhammer 40k.


Es el lugar donde la flota enjambre Kraken, la primera que azotó el Imperio, fue resistida. Siendo derrotada finalmente en la invasión de Ultramar, en la cual se forjaron los veteranos de las guerras tiránidas al mando del Capellán Cassius. De aquella invasión quedaron en Calth los restos de un Carnifex, El-viejo-un-ojo, algunos siglos después sus restos congelados fueron encontrados por contrabandistas que lo despertaron para despedazarlo y tomarlo como botín. El carnifex hizo trizas a los desdichados y desde ese momento ha sido visto en varias ocasiones en Calth. Sólo el disparo preciso del Sargento Telion de la 10ª compañía de Ultramarines puso fin a su vida por segunda vez, pero los avistamientos no dejaron de sucederse.



Nuevamente Calth fue objeto de un ataque tiránido cuando la flota enjambre Behemot asoló Ultramar, y de nuevo el planeta resistió con la ayuda de los Ultramarines. Sin embargo lo que ha convertido este planeta en leyenda fue la invasión que sufrió durante la herejía de Horus a manos de los Portadores de la Palabra. Estos acontecimientos han sido descritos en la 18ª novela de la saga sobre la Herejía de Horus: La batalla de Calth. Y no conocerán el miedo. (De Dan Abnett)



Los acontecimientos transcurren poco después del desembarco de Istvaan V y la rebelión de 8 legiones bajo el mando de Horus. Los Ultramarines, desconocedores de lo sucedido, reciben órdenes de Horus de agruparse en Calth para lanzar un asalto sobre un sector infestado de Orkos. Horus envía a los Portadores de la Palabra a enfrentarse a los Ultramarines, colisión deseada por los primeros desde la humillación sufrida en Monarchia, momento en el cual comenzó a fraguarse el odio entre las dos legiones.



En esta gran batalla las dos legiones más numerosas colisionaron por vez primera en los túneles fríos del planeta, al menos 100.000 Ultramarines perecieron a manos de los Portadores de la Palabra, una fuerza equivalente a 10 capítulos en aquel momento. Y el sol Veridio quedó totalmente envenenado convirtiendo en imposible la presencia de vida sobre la superfície, momento desde el cual los hombres se vieron forzados a retirarse a las cavernas, donde la batalla continuó.

Estos eventos son algunos de los que se recogen en el libro quinto de Forge World de la Herejía de Horus y en nuevo juego de mesa que han lanzado.



Previous
Next Post »

2 comentarios

Click here for comentarios
Wolfen
admin
9 de noviembre de 2015, 16:15 ×

Qué decir?

Siendo jugador de Ultramarines estoy deseando conocer más de la nueva caja

Reply
avatar
Unai Usin
admin
12 de junio de 2016, 15:42 ×

100.000 bajas Ultramarines? Creo que se te ha colado un cero :)

Reply
avatar
Thanks for your comment