TRASFONDO. CELESTIAL LIONS

Trasfondo. Celestial Lions.



Hablamos de nuevo de otro capítulo maldito de los muchos que están al servicio del Imperio, y como a muchos de ellos lo que les caracteriza es nobleza y tragedia. Pero esta vez la tragedia no vienen dada por una corrupción moral o por una degradación de los valores sino por todo lo contrario.

Los Leones Celestiales son unos orgullosos descendientes de Rogal Dorn que aparecen por primera vez en la campaña de Armageddon, allí se nos describe como este orgulloso capítulo protagoniza uno de los episodios más tristes acaecidos en aquella guerra.

Pero la cadena de acontecimientos que llevan a este capítulo a quedar quebrado comienza muchas décadas antes durante la revolución de Khattarn, un sistema de planetas que cayó bajo la influencia de Slaanesh. Allí acudió este capítulo a petición del Inquisidor Apollyon, durante muchas semanas los marines se dejaron la piel y la sangre en llevar la paz a este planeta y limpiarlo de la escoria del caos, pero una vez la purga concluyó el Inquisidor ordenó un exterminatus sobre este planeta, un planeta repleto de vidas inocentes, un planeta libre del mal y por el cual los Leones Celestiales habían muerto.

Su intervención había quedado desprovista de sentido, los Leones Celestiales intentaron detener el bombardeo pero al final todo fue en vano.





 Los Leones Celestiales enviaron emisarios a Terra exigiendo que se depuraran responsabilidades, pero la nave apareció dos años más tarde, no había rastro de su tripulación.

Cuando la tercera guerra por Armaggedon comenzó los Leones fueron convocados y enviadaos a luchar a lo más crudo de la batalla. Pronto se encontraron combatiendo sin apoyo, siendo enviados a misiones suicidas y dejándoles abandonados a morir por órdenes confusas y contradictorias procedentes del Alto Mando.

Pero lo peor llegó en la masacre de Mannheim, allí el capítulo completo fue enviado a morir, o lo que quedaba de él. Los Leones Celestiales combatieron contra una horda infinita de Orkos, Gargantes y abominaciones, aniquilando a docenas de miles de pieles verdes. Pero había algo más, desde las montañas lejanas disparos muy certeros iban acabando con las vidas de los oficiales del Capítulo; Capitanes, Capellanes, Bibliotecarios... Los Apotecarios eran el objetivo prioritario de los disparos.



 Los Leones Celestiales eran conscientes de que estaban siendo asesinados por la propia Inquisición, acuedieron al Capellán Grimaldus de los Templarios Negros, también desplegado en Armaggedon, a solicitar su ayuda. Los Templarios Negros fueron precavidos, no quería iniciar una guerra interna sin haber antes vencido a los Orks, así que aceptaron a los supervivientes entre sus filas y juntos combatieron en los compases finales de la guerra.




Cuando la guerra acabó 96 hombres quedaban vivos y el rango más alto que ostentaba uno de ellos era el de Sargento. Los Leones Celestiales se habían convertido en un capítulo roto, la inquisicón había dejado claro su mensaje, y todos los capítulos presentes en Armaggedon lo habían presenciado.

Grimaldus acudió al Gran Mariscal que le condedió a los Leones parte de la flota y armamento de los Templarios Negros. Reconocieron en ellos la nobleza de Rogal Dorn y enviaron Neófitos para reconstruir su capítulo.



Estos ventos fueron ampliados y relatados en una novela escrita de 2013 por Aaron Dembski-Bowden llamada Blood and Fire, que detalló la historia que había sido previamente esbozada en los Index Astartes.

Como sugerencia de escenario propongo recrear la batalla de Mannheimn, en la cual los restos de los marines se enfrentan a una horda muy superior de Oks con la ayuda de un Vindicare. Al final del encuentro se contarían cuantos personajes quedan vivos entre los Leones, por cada uno que sobreviva un punto para los marines, por cada uno eliminado punto para los Ork. Si el personaje es un apotecario cuenta doble.





Previous
Next Post »

5 comentarios

Click here for comentarios
20 de agosto de 2015, 0:05 ×

Pobres Leones Celestiales se merecian algo mucho mejor.
Aunque ya le vale al inquisidor, primero emite una señala de ayuda y luego decide destruir el planeta de todos modos, idiota. Espero que le ahorcasen o algo. Despues de todo no se pueden ir declarando Exterminatus sin que luego el que lo solicito sea investigado e interrogado bien a fondo que los mundos son valiosos.

Reply
avatar
mocreta
admin
21 de agosto de 2015, 9:22 ×

En la campaña de Armaggedon el capítulo se extiguio. Murieron todos sus miembros. Pero eso fue lo q contó la página web de la campaña y la Wd. Lo recuerdo por lo mucho que me sorprendió. Un capítulo entero a tomar por culo del tirón.
Ahora los quieren revivir. Bueno no es el primer cambio de trasfondo q hacen

Reply
avatar
mocreta
admin
21 de agosto de 2015, 9:44 ×

En la campaña de Armaggedon el capítulo se extiguio. Murieron todos sus miembros. Pero eso fue lo q contó la página web de la campaña y la Wd. Lo recuerdo por lo mucho que me sorprendió. Un capítulo entero a tomar por culo del tirón.
Ahora los quieren revivir. Bueno no es el primer cambio de trasfondo q hacen

Reply
avatar
mocreta
admin
21 de agosto de 2015, 9:44 ×

En la campaña de Armaggedon el capítulo se extiguio. Murieron todos sus miembros. Pero eso fue lo q contó la página web de la campaña y la Wd. Lo recuerdo por lo mucho que me sorprendió. Un capítulo entero a tomar por culo del tirón.
Ahora los quieren revivir. Bueno no es el primer cambio de trasfondo q hacen

Reply
avatar
Agustin Puig
admin
21 de agosto de 2015, 14:43 ×

Me alegro de que finalmente no desaparecieran del todo. :)

Reply
avatar
Thanks for your comment